Se estrena Señales de humo de Luis Sampieri, un film sobre el choque entre lo arcaico y lo moderno

Mario Reyes es el protagonista de este documental filmado a 4000 metros de altura.

Señales de humo, el documental dirigido por Luis Sampieri , se estrena el jueves 16 de julio en el canal Cine.arTV y el viernes 17 en la plataforma Cine.ar Play . El cuarto largometraje del director tucumano, después de Cabecita rubia (2001); FIN (2010) y La hija (2015), sigue los pasos de Mario Reyes a una altura de 4000 metros sobre el nivel del mar. El arriero debe conducir a un ingeniero por peligrosos caminos de altura, a lomo de caballo, para que aquel pueda reparar la antena de provee del servicio de internet a toda la comunidad de Amaicha del Valle.

Sampieri, formado con el maestro José Martínez Suárez y ganador de premios internacionales, cuenta con su cámara una historia real que vivió siete años atrás y la convierte en un documental que muta su forma de una mirada observacional y casi antropológica, al relato de un viaje en un tiempo y espacio mítico en el que dialogan lo arcaico y lo moderno, el pasado y el futuro, con toques de un humor sutil y personal.

Señales de humo podrá verse online en todo el país de manera gratuita desde el viernes 17 hasta el jueves 23 de julio en la plataforma Cine.ar , y desde el viernes 31 quedará en la plataforma en alquiler pagando $30. Tendrá su estreno en Cine.ar TV el jueves 16 de julio a las 20hs, y repite el sábado 18 a la misma hora.

En las alturas
En Amaicha del Valle, una pequeña comunidad indígena del norte argentino de la provincia de Tucumán, de unos cinco mil habitantes, el servicio de internet se ve interrumpido a causa de un temporal de fuertes vientos que azota la región. Mario Reyes, el arriero y guarda parques de la comunidad, tendrá que subir a la alta montaña para reparar el desperfecto, junto al ingeniero de la compañía proveedora del servicio.
Mario tiene sesenta y cinco años, y un rostro curtido por el viento y el frío de las altas cumbres. Es nacido y criado en las alturas, lugar donde ejerce su profesión desde hace más de cincuenta años. Mario junto al Ingeniero de la compañía de internet sortearan una serie de dificultades para arribar a la cima. Ya en las alturas, a más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, observan hacia donde se encuentra apostada la antena: el único vestigio de modernidad en el desolado paraje. Contrarreloj, intentan reparar el artefacto antes de la caída del sol, pero las malas condiciones climáticas les impiden continuar con el trabajo, mientras la oscuridad se adueña de la montaña.
En medio de la noche cerrada, Mario realiza una fogata para avisar en el pueblo que se encuentran sanos y salvos, mientras observa el humo que se diluye en las alturas como el paso de una vida ancestral que nunca más volverá a ser la misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s